12 de abril de 2010

Lejos

Cuantas veces luchando conmigo mismo he tratado de negar lo que es evidente ante los ojos de cualquier corazón enamorado, pasa el tiempo y cada vez compruebo que es más grande de lo que pensaba, esto es real y a la vez más extraordinario que todo lo que sentí antes.

Hoy recordando tu mirada sonreí, pensando que estas lejos me nuble, pues quise volver a sentirte caminar sujetada de mi brazo, y no soltarte mas, sentir esa emoción que se que tu también sentías y no supimos comunicar.

Me pregunto si estarás bien, si serás feliz, espero que en algún tiempo tu camino y el mío se crucen o verte a lo lejos y me regales tu sonrisa, y despedirte con un beso echado al aire, seguiré pensando en ti.

Imagen extraida desde http://albertomontt.blogspot.com/